A 10 años del #hashtag, ¿ya aprendimos a usarlo?

Se cumple una década de la aparición de uno de los elementos comunicativos más relevantes e icónicos de la era digital: el hashtag. Y a pesar de que parece difícil pensar en alguien que posea un smartphone y no sepa utilizar correctamente esta HERRAMIENTA, inmediatamente vienen a nuestra mente esos posts en los que #TodoEstáEscritoConHashtags largos, inservibles y que delatan que sí hay muchas usuarios que están haciendo un uso erróneo de nuestro buen amigo el gatito (como le llaman tus tías de Facebook).

Les presento a Chris Messina, el creador del hashtag y quien le dio la mayor relevancia de la historia al símbolo #, que hoy asociamos directamente a las redes sociales. Este fue el tuit que lo cambiaría todo:

Desde aquel momento, el numeral pasaría a servir como agrupador de temas específicos (topics), sobre los que una gran cantidad de gente hablaría -en ciertas ocasiones convirtiéndolos en tendencia dentro de las redes  (trending)-. Y ahí, queridos tuitstars, tienen el origen de su famosos Trending Topic (TT).

De hecho, el primer ejemplo de este caso, sucedió en el marco de un incendio muy sonado en San Diego, California. Por lo que el primer hashtag de uso público fue #sandiegofire, que se utilizó para agrupar toda la conversación sobre este tema.

Por supuesto, igual que todo en la red, su uso ha mutado y evolucionado -para bien o para mal-. Hoy en día podemos leer desde #PrayFor(agregue aquí el nombre de un país en crisis), hasta #FelizLunes cada que una nueva semana comienza. Por supuesto que estos ejemplos son diametralmente distintos, sin embargo ambos cumplen con la función de agrupar mensajes. Y sí, esto quiere decir que si vas a utilizar un hashtag, piensa que debería ser uno que otras personas también usarían. Si no, simplemente sería un gato con una frase triste y solitaria.

De ahí que sepamos que el #tbt (Throw Back Thursday) engloba posts de recuerdos -normalmente fotos-, o que #SorryMom suele implicar cosas de las que tu mamá no estaría orgullosa de verte hacer. Y aunque a diario aparecen nuevos hashtags, su característica siempre es similar a la de los memes: representar temas con los que otras personas se puedan identificar fácilmente o de los que quieran hablar.

Así que la próxima vez que pretendas darle un impulso a tus redes -o más importante aún, las de alguna marca-, haciendo que tu mensaje llegue mucho más allá de tus seguidores, piensa que el hashtag no se inventó porque se vea cool, sino como una útil y práctica etiqueta que ubique tu tuitazo según su contenido.

#Word #TrueStory #SorryNotSorry #AcabasDeLeerUnTextoSobreElHashtag #Hashtag10