Los 17 pecados mortales del SEO según HubSpot

HubSpot, empresa dedicada al inbound marketing dio a conocer una lista que ha llamado “17 mitos del SEO que debes de olvidar en el 2016“.

Existen muchos “expertos” de SEO escribiendo y opinando en los pasillos virtuales de Internet, pero muchas veces la información que encontramos puede ser confusa e incluso contradictoria.

Vale la pena echarle un ojo a estos mitos que tienen una auténtica razón de ser:

1.- Debes de “registrarte” en Google

Aunque podría ser necesario hacerlo para un sitio nuevo, esto sólo serviría para que los robots del buscador te localicen más rápido. Las famosas “arañas” de Google recorren de manera sistemática la red y tarde o temprano encuentran el contenido. El “subir” en la búsqueda no depende si el buscador sabe de tu existencia, depende de contar con contenido más relevante.

2.- Los enlaces son más valiosos que el contenido

Hace algunos años esta premisa era absolutamente correcta, sin embargo los tiempos han cambiado. Los enlaces son importantes, sin embargo ahora el contenido es el que rifa. Invierte mejor en tener contenido interesante y relevante para atraer usuarios… y a Google.

3.- Un sitio con tecnología SSL rankea mejor

Aunque Google afirmó que este comenzaría ser un factor para la indexación, este protocolo de seguridad (que es el que utilizan los sitios https) apenas comienza a ser un factor diferenciador y son muy pocos los que lo han implementado.

4.- Clasificar, clasificar y clasificar

Por supuesto que todos queremos estar en la primera página del buscador sin embargo, ¿a costa de qué? Como es posible ver de manera previa lo que la página contiene (la meta descripción) es importante que tu estrategia de keywords ofrezca lo que el usuario está buscando. Puedes aparecer en primer lugar, pero si no es interesante… no es interesante.

5.- La importancia de las meta descripciones

Aunque no lo creas, estas no son de importancia vital para Google; el buscador da prioridad a otras características sin embargo eso no les quita la importancia. Una descripción concisa, atractiva y bien redactada puede ser la diferencia entre que el usuario visite tu sitio o no.

6.- La clave de las palabras clave

Antes era vital tener las palabras claves adecuadas así como todas sus posibles variaciones (con acento y sin acento, con “s” y con “c”). Sin embargo todo cambió cuando Google lanzó su “indexación semántica latente” con la cuál busca variaciones y sinónimos de las palabras por lo que ahora es más importante concentrarse en contenido bien escrito y que no abusar de palabras claves (como antes).

7.- Adiós a las palabras de relleno

Los títulos -y el contenido- diseñado para contener el máximo posible de palabras claves ya no es necesario. De hecho Google “castiga” a aquellos que abusan llenado su sitio de keywords. Escribe para la gente, no para las arañas.

8.- H1, H2 y H3

Antes este era un verdadero criterio por parte de Google; los títulos de alta jerarquía, con formato H1 eran tenidos en mejor cuenta que el resto del contenido. Afortunadamente eso ya es también cosa del pasado. El título es importante y lo que describe también, pero no necesariamente debe de ser etiquetado como H1.

La semana que entra seguiremos con este recorrido a través de los nuevos mandamientos del SEO.