La pérdida de la inocencia

… y otros temas electorales

Pérdida de la inocencia, eso es lo que les está pasando a los integrantes del movimiento #YoSoy132; luego del escándalo donde Manuel Cossio acusa a Saúl Alvídrez de ser pejista y llevarse con los puros cuates de Andrés Manuel López Obrador. La pregunta para los más versados en política fue:

¿De qué se sorprenden?

Aunque el movimiento pudo haber surgido de manera prácticamente espontánea, el fenómeno de jóvenes saliendo a la calle a exigir cambios y reformas siempre será visto como un botín al cual pocos políticos le harían el feo.

La frescura y la fuerza de ese movimiento no podría tardar en caer en ”otras manos” y debido a la natural rebeldía de ese sector pues lo lógico es que se haya hecho “para la izquierda”.

Una clara muestra de lo que digo es fue el intento, bastante grosero diría yo, de crear un movimiento supuestamente escindido del #YoSoy132, el malhadado #GeneracionMX.

… y sigue la guerra de las encuestas

En este sitio he hablado largo y tendido sobre las encuestas y esta semana tenemos otro punto de reflexión:

Mientras que El Universal publicó una nueva encuesta con números muy similares a todas las demás es el Reforma el que, de nuevo, llama la atención.

En su última entrega (mayo 31) fue hasta noticia ver al Peje mostrando en su iPad la encuesta que lo ponía a ocho puntos del candidato del PRI, ahora esta misma casa editorial presenta resultados en los que la distancia entre ambos candidatos es de 12 puntos porcentuales.

Hay que decir que esta encuesta se parece más (que su antecesora) a los resultados obtenidos por la gran mayoría de las casas especializadas así como medios de comunicación.

¿Qué pasó aquí?

Fuera de meternos a la muy equivocada concepción de que “seguro ya compraron al Reforma” la cosa es que es muy factible que el ejercicio realizado por el diario en el mes de mayo haya tenido una falla o simplemente “retrató” un momento muy especial y que su repetición haya regresado a la normalidad que ya expresan otras encuestas.

Tal como se ve la situación a 12 días del día de las elecciones, a menos que ocurra algo realmente extraordinario, el próximo presidente de la república será Enrique Peña Nieto.

Lo que no sabemos es como van a reaccionar algunos de los contrarios y si de plano nos vamos a una crisis post-electoral (deja-vu all over again, dirían los clásicos).

Foto: Javier Armas via photo pin cc