Precio de grito

El Grito de Edvard MunchUna de las noticias que trascendió ayer fue la venta en subasta de una de las versiones de la que podría ser una de las obras de arte más famosas de nuestra época.

El Grito” (Skrik en noruego) de Edvard Munch alcanzó el alucinante precio de 120 millones de dólares, pagados por un empresario anónimo que ahora es el orgulloso comprador de la obra de arte más cara de la historia.

Hay que decir que este cuadro de Munch es uno de cuatro versiones además de una serie de litografías.

Entre 1893 y 1910 el pintor de origen noruego realizó cuatro cuadros de “El Grito”; dos de ellos en óleo y dos en pastel además, como lo escribí antes, de varias litografías las que se reconocen por que no tienen color.

Munch fue un pintor de la corriente expresionista y creo que pocas obras de arte definen tan bien al expresionismo como “El Grito”: el ideal de los artistas de este movimiento de principios del siglo XX es el de plasmar sus sentimientos y existen pocos cuadros que reflejen la desesperación como éste.

Ladrones de El Grito

Los ladrones captados en plena fechoría por un turista

Decía el pintor que la inspiración le vino durante una caminata con unos amigos; el atardecer parecía de fuego y él sintió que, en esos momentos, la propia naturaleza estaba gritando.

Los cuadros también se hicieron famosos por causa de robos: en 1994 fue robado el que se encontraba en la Galería Nacional de Noruega; el cinismo de los rateros llegó al grado que dejaron una nota que decía: “gracias por la pésima seguridad”. Afortunadamente la obra de arte se recuperó el mismo año.

El segundo robo se llevó a cabo en el Museo Munch también en Oslo donde dos enmascarados a punta de pistola se llevaron “El Grito” y una “Madonna”; aunque la policía detuvo a varios de los implicados los cuadros sólo pudieron ser recuperados hasta 2006.

En la foto podemos ver a los ladrones cargando con los cuadros y de paso la credibilidad de Noruega como un lugar seguro para exponer obras de arte.

-O-

El Grito, Edvard MunchLa versión comprada por este anónimo millonario es una de las realizadas en pastel y anteriormente pertenecía a un empresario llamado Petter Olsen; se pagaron exactamente 119,922,500 dólares estadounidenses y eso incluye la comisión de la casa Sotheby’s de Nueva York (quienes han de seguir festejando).

El Grito” rompe el récord anterior alcanzado por el cuadro de Pablo Picasso “Desnudo, hojas verdes y busto” que el año pasado alcanzó el precio de 106 millones de dólares (¿cuál crisis?).

Si quieren visitar los museos donde se encuentran exhibidas las versiones de “El Grito“, aunque sea de manera virtual vía Google Art Project, sigan esta liga:

Museo Munch

 

 

 

Todas las imágenes de Wikipedia