El fraude ya está hecho

Un día después de las elecciones es lo que alegarán dos de los tres candidatos a la Presidencia de México. Y claro, lo alegará también si el cuarto competidor no logra el anhelado registro para seguir cobrando del gasto público.

Lo dirán los plurinominales si el partido se queda sin curules, lo gritarán los movimientos “sociales” mediante marchas, plantones y mentadas.

Afortunadamente vienen detrás de ellos gente más comunicativa, para bien y para mal. Está terminando el régimen que despidió a empleados federales por publicaciones en redes sociales… y para ser más exacto, por publicaciones en páginas de internet que son propiedad privada.

Así como, y disculpen la banalidad, nunca se vuelven a cumplir 18 años… así, justo así…no habrá otras elecciones tan descuidadas tecnológicamente en México.

Estas serán las elecciones donde la mayoría urbana podría tomarle una foto con su celular a su voto y tenerlo listo para callar bocas a los representantes que empiecen con sus pataletas. Son las elecciones donde la mayoría rural…sigue exactamente igual que hace seis, doce años…

La institución medianamente lograda que funge como árbitro ha sido golpeada, vapuleada y pisoteada por líderes de opinión y partidos políticos. Si nos fuéramos a fines prácticos, no sirve…eso dicen, eso nos quieren hacer creer. Cuando amanezca el lunes próximo lo padeceremos durante algunas semanas más.

La naturaleza humana siempre avienta por delante la resistencia al cambio. Por eso cuando uno dice que las Instituciones no sirven, los que viven holgadamente del gasto público, dan el grito en el cielo. Pero es el doble juego, saben que no sirven. He sido testigo de algunos que blofean diciendo “¡Y ni sé como llegué aquí!”

Bien. Pronto se acabará eso. Para las elecciones del 2018 la mayoría votará por primera vez. La población actual en México está entre los 14 y 19 años de edad, siguen los de 20 a 24. Solo juntando a las personas de 25 a 44 años se rebasa por poco a los dos grupos mencionados. Si algo me atrae de esas generaciones jóvenes es que son más rebeldes, más firmes en lo que creen y sobre todo… no perdonan, no olvidan.

Entonces, pase lo que pase el próximo fin de semana de elecciones…estaremos viendo la última patada directa de las generaciones del grupo Atlacomulco, de la del Ingeniero Cárdenas y de la pulverizada época Foxista. Se acabarán las Instituciones que cantan fraude todo el tiempo.

Los invito a que en lo que pasa esta transición, ahora si hagamos marcaje personal a quien se quede, hayan votado por el candidato que sea. Que se la pongamos más fácil a los de atrás, ellos vienen con nosotros.

Que sea la última elección tan fraudulenta como esta, que no vuelvan a existir los plurinominales, que haya segundas y terceras vueltas. Que se escriba y documente en internet, públicamente… cada fraude, cada transa, cada “apoyo”, todas las modalidades de engaño, todas las “concesiones” a construcciones de tiendas de autoservicio, todas las violaciones que harán en sus gestiones. Que sirva de algo que la generación de 25 a 44 en su mayoría sabe usar un celular y tomar una foto. Que esta vez no quede impune ni un delito cubierto por el fuero.

Que las cosas cambien. Que sea la última vez que nos vieron la cara.

Foto: Pop Martian via photo pin cc