Ooootro debate

Todo es risa y diversión hasta que de uno de estos cuatro asnos salga de presidente…

@FinisimaPersona

Esta frase acuñada en Twitter por mi querido amigo @FinisimaPersona durante el segundo debate de los candidatos a la presidencia me causó hilaridad en un principio pero, como un chiste cruel, entre más tomaba conciencia de su veracidad, más se me iba quitando la risa hasta que se transformó en un terrible vaticinio.

Y es que el debate, una vez más, se transformó en una lucha de enanos y no aportó nada:

Enrique Peña Nieto: Arriba en su nube, no se mete con nadie y finge que nadie se mete con él.

Andrés Manuel López Obrador: No toca a EPN y se la pasa predicando al coro, con los mismos argumentos y las mismas ideas.

Josfina Vazquez Mota: Salió muy brava, pero muy tarde. Sus ataques son más bien anecdóticos y un afán de colocarse en segundo lugar.

Gabriel Quadri: (¿Alguien contó cuantas veces usó la muletilla “En fin”?) Grandes ideas pero que vienen desde el candidato con el peor trasfondo.

Durante el debate comencé a mirar mi timeline de Twitter y comenzó a ocurrir una cosa: durante el evento los comentarios de los tuiteros comenzaron a hacerse más interesantes que el propio debate.

La gran realidad de lo ocurrido ayer en Guadalajara, es que no hay nada nuevo bajo el sol.

Tal vez el único cambio en las tendencias se de en un leve “brinco” en el desempeño de Vazquez Mota sin embargo en cuanto los demás seguirá igual:

El candidato del PRI lejos e inalcanzable en el rango de los 15 puntos procentuales mientras que en el segundo lugar PAN y PRD/PT dándose un “quienvive”.

A menos que ocurra algo verdaderamente escandaloso o trágico lo más seguro es que Peña Nieto sea el próximo presidente de México.

¿Es el fin del mundo?

Es nuestro trabajo como ciudadanos de que la elección de EPN no se transforme en un regreso a las viejas usanzas del PRI; movimientos como el del #YoSoy132 y muchos más pueden servir para traer a este gobierno (y a los estatales, municipales así como a los otros poderes) checaditos muy de cerca por que algo es muy seguro, gracias a esa politización de los recién llegados al padrón electoral sea quien sea que salga electo no la va a tener fácil; como dirían los sesudos analistas; no le van a dar un cheque en blanco.