México: A falta de TLCAN, los escandinavos

El país norteamericano suscribe pactos económicos y culturales con socios europeos.

Ante la posible salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá,  el corporativo financiero Fitch ha pronosticado que el desarrollo económico del país azteca podría desacelerarse a mediano plazo.  Esta situación sería resultado de la reducción de inversiones y de la disminución de relaciones comerciales con una de las más grandes potencias a nivel mundial.

Tomando en consideración este pronóstico económico desfavorable, México ha puesto en marcha estrategias para potenciar relaciones comerciales con otros países. La nación latinoamericana ha apostado por fortalecer y modernizar acuerdos con la Unión Europea, especialmente con los países escandinavos: Dinamarca, Noruega y Suecia.

México y Suecia firman “Hoja de Ruta México-Suecia: 2017-2021”

Ann Linde, Ministra de Asuntos de la Unión Europea y Comercio de Suecia, realizó en octubre un significativo acuerdo con México. Durante una breve visita de dos días al país azteca, la representante escandinava se reunió con Luis Videgaray Caso, Secretario de Relaciones Exteriores mexicano.

En este encuentro diplomático, los funcionarios firmaron  la “Hoja de Ruta México-Suecia: 2017-2021”; documento que contempla el desarrollo de las relaciones comerciales y el diálogo político entre ambas naciones. Este acuerdo enmarca alianzas trascendentales en el área científica, académica y cultural. La agenda pactada también incluye temas relacionados a la igualdad de género, el mantenimiento de la paz y de los derechos humanos.

La firma de este acuerdo es relevante para México, ya que durante el periodo enero1999-junio2017, la inversión de Suecia en en el país latinoamericano se contabilizó en 2 mil 242 millones de dólares. En estas transacciones estuvieron involucradas cerca de 300 empresas. De esta manera, Suecia se convierte en el principal socio comercial de México con los países que conforman la región escandinava.

México y Noruega sellan convenio de cooperación comercial

Por su parte, Noruega también ha encontrado en México tierra fértil para sembrar substanciales relaciones comerciales. En octubre, una comitiva de empresarios noruegos, representada por Innovation Norway, y funcionarios de ProMéxico sellaron un acuerdo de cooperación comercial e inversión.

Durante el evento estuvieron presentes Rut Krüger Giverin (Embajadora de Noruega en México), Erik Rindvoll (Director de Innovation Norway para América) y Paulo Carreño King (Director general de ProMéxico). Este convenio tendrá una duración de cinco años y, en ese lapso, se espera desarrollar planes y  estrategias comerciales en el sector de la acuicultura, agroindustria, tecnología médica y de las energías renovables.

Se estima que dicho convenio servirá como instrumento comercial para potenciar el sector pesquero en México; de acuerdo a ProMéxico este es uno de los mercados más atractivos para Noruega en la agenda bilateral.

Hoy por hoy, México ha logrado afianzar relaciones comerciales con Noruega, ya que grandes empresas nacionales como CEMEX y Mexichem tienen presencia en la tierra de los fiordos. De igual manera, compañías noruegas como Statoil y Norsk Hydro se han asentado en territorio azteca con grandes resultados.

México y Dinamarca realizan acuerdos comerciales

Durante el mes de octubre, representantes del gobierno mexicano y danés se reunieron para establecer líneas de acuerdos comerciales en el área científica y técnica. Se prevé que estos acuerdos beneficiarán principalmente al sector agropecuario y agroalimentario. El país escandinavo se encuentra interesado en nutrir esta relación mercantil, ya que Dinamarca es un gran exportador de productos alimenticios.

José Calzada Rovirosa (Secretario de Agricultura de México), Raúl Urteaga Trani (Coordinador General de Asuntos Internacionales mexicano) y Henrik Hahn (Embajador de Dinamarca en México) formaron parte de la reunión, donde subrayaron la importancia de desarrollar las relaciones bilaterales entre México y Dinamarca.

Durante las negociaciones, se enfatizó en la necesidad de diversificar las importaciones y exportaciones de productos del sector agroalimentario. En este rubro, los pequeños y medianos productores mexicanos tendrían una participación preponderante, lo que les permitiría exportar sus productos como frutas y hortalizas a la nación europea.

De esta manera, México está apostando por la apertura de otros mercados extranjeros para no naufragar ante la posible salida de Estados Unidos de América del TLCAN. Las relaciones bilaterales con las naciones escandinavas pueden ser fructíferas para la nación azteca, en aras de mantener a flote su economía.