Una funda para iPhone que manda besos

kissenger es el invento más extraño del año, se trata de una funda para iPhone con la cual puedes transmitir besos a otra persona a través de sensores, ¡sí, besos! Su nombre es una mezcla entre kiss y messenger, y su función permite enviar besos mientras realizamos videoconferencia con otra persona.

¿Cómo funciona? Sólo tenemos que aproximar los labios a la base de la parte frontal y comenzar a besar, y así, la otra persona podrá sentir los movimientos en la misma base del dispositivo. Impresionante, ¿no crees?

El labio artificial cuenta con sensores de fuerza de alta precisión, y los actuadores lineales en miniatura replican esos movimientos en el dispositivo de la persona que se besa.

La creadora de este invento es  Emma Yann Zhang, y lo presentó en la conferencia Love and Sex with Robots de hace pocos días, ahí mencionó que pretenden registrar estadísticas sobre la presión arterial y la frecuencia cardíaca para verificar si el beso está siendo suficientemente real.

En kissengers.com vienen más detalles de cómo evolucionó aquel invento, que nació en 2011 y nunca llegó al mercado de forma global. ¿Comprarías uno de estos para sentirte más cerca de tu persona amada?