Bienvenidos a Ciudad Capital

…y otras pesadillas de la nomenclatura
Chilangos, citadinos, capitalinos y hasta defeños siempre hemos tenido una especie de desconocimiento de lo que en realidad es esta entidad-ciudad en la que vivimos.

Para unos es difícil hacer la diferencia entre “Distrito Federal” y “Ciudad de México” ya que, como la constitución lo dice en su artículo 44 (de forma muy estúpida) “la Ciudad de México es el Distrito Federal” y de eso se agarran para confundir una cosa con la otra.

La Ciudad de México no puede ser lo mismo que el DF; puede que el núcleo de la urbe se encuentre DENTRO del distrito, pero es muy diferente “estar” a “ser” y para demostrarlo basta analizar otras partes de la entidad: La población de “Parres el Guarda” (el pueblo que está sobre la carretera vieja a Cuernavaca, pasando las vías del tren) ¿está en el DF o “es” el DF? ¿Forma parte de la Ciudad de México? o ¿es una población dentro de las fronteras del Distrito Federal?

Y lo mismo aplica para núcleos de población que llevan menos de 100 años de haber sido “tragados” por el monstruo chilango: Tlalpan, Coyoacán, Iztapalapa, Mixcoac, Churubusco, San Ángel y un larguísimo “etcétera” que aglutina una mancha urbana de 9 millones de habitantes ¿son “la Ciudad de México”?

Es por eso que dan ganas de morirse de risa cuando un ve la definición de Ciudad de México autorizada por los tarados que editan la Wikipedia en español: “…se trata de una entidad federativa de México…

A ver ¿desde cuando la Ciudad de México es una entidad federativa?

Según me enseñaron en primaria las entidades federativas de los Estados Unidos Mexicanos son los 31 estados y un DISTRITO FEDERAL.

Bueno, por si quieren meterle más controversia aún, el electo Jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, anunció que promoverá una constitución para esta ciudad y un cambio de su estatus; todo esto parece bien hasta que llega al tema del nombre.

A partir de estos cambios la entidad se llamaría “Ciudad Capital”.

Si, leyeron bien, como la que sale en “Los Simpson”, entonces nosotros seríamos habitantes de “México, Ciudad Capital”, “Coyoacán, Ciudad Capital”, “Topilejo, Ciudad Capital”, “Tepepan, Ciudad Capital”.

En vez de decir “De-efe”, vamos a cambiar a “Ce-Ce”; en fin, que tendremos que refugiarnos en otras acepciones, como el ya adoptado “chilango” para evitar que nos digan cosas como “ciudad-capitalinos”, “capitalometropolitanos” o aberraciones peores.

Que piensan: ¿vale la pena cambiar el nombre al Deefe?

Foto: bdebaca via photopin cc