Carlos Fuentes: epicentro de la literatura mexicana

Dicen, hablando en términos de literatura, que la segunda parte del siglo XX fue la era de los escritores latinoamericanos.

Fue en esos 50 años cuando una camarilla de escritores de todo el continente pusieron, de forma cultural, a nuestro subcontinente en el mapa: Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Julio Cortazar y José Donoso entre varios más (ojo, aquí hay dos premios Nobel).

Carlos Fuentes fue la fuerza creativa desde México; aunque nació en Panamá y durante su vida recorrió mucho mundo, es quizá el escritor más reconocido de nuestro país en los últimos 50 años.

Con ese aire de caballero entró en la escena internacional cultural desde muy joven y hasta el último día participó en la vida nacional, siendo a veces una voz incómoda para los políticos y los poderosos.

Además de novelista fue ensayista, cuentista y desarrolló toda una labor periodística; al momento de su muerte había material suyo publicado en varios diarios nacionales.

¿Leer a Carlos Fuentes?

La mayoría de sus libros son bastante complicados  para un recién interesado en las letras; requieren de cierto nivel sin embargo es muy factible empezar con “La Muerte de Artemio Cruz” algo muy histórico, o “Aura” libro que causó escándalo hace apenas unos pocos años en que al retrógrada secretario del trabajo de Vicente Fox, Carlos Abascal, le escandalizó que en la escuela se lo dejaran leer a la hija.

Por culpa del secretario corrieron a la maestra Georgina Rábago, sin embargo el escándalo fue tal que el libro reapareció en las listas de los más vendidos al grado que Fuentes declaró luego:  “Cuando un libro es objeto de un acto de censura como que resucita el libro. ‘Aura’ fue objeto de un acto de censura que yo agradezco, porque gracias a esa censura se multiplicaron las ventas del libro“.

Murió Carlos Fuentes: escritor, pensador y polémico mexicano necesario para entender nuestro siglo XX.

¿Quieren recordarlo? Háganse un favor y lean algo de él.