Retos para los emprendedores

En los últimos dos años hemos visto un despliegue importante de recursos, principalmente públicos, enfocados a crear fondos de capital emprendedor. Existen dos problemas fundamentales al respecto:

  1. Los fondos, en su mayoría, no cuentan con estrategias de salida del fondeo gubernamental, y en un gran número de casos, su viabilidad financiera depende de esos fondos públicos.
  2. Al ser un trámite complejo, enfocado en forma y no en fondo, los beneficiados no siempre resultan ser los mejores proyectos, sino los que mejor se adaptan a los requisitos.

Retos

  • Crear una propuesta de valor en que la inversión en dinero signifique menos de 50% en términos de valor total invertido.
  • Crear aliados exclusivos por verticales, que puedan crear oportunidades en comercio, logistica, desarrollo, etc.
  • Crear equipos específicos de apoyo al portafolio para marketing y growth.
  • Asegurar que por lo menos 40% del equipo operativo del fondo esté integrado por emprendedores con experiencia real en el tipo de startups en que el fondo pretende invertir.

Oportunidad

En otros ecosistemas es común encontrar fondos con que los emprendedores están dispuestos a sacrificar más participación o a disminuir su valuación, por el enorme valor que agregan en temas como reclutamiento, escalamiento, internacionalización, etc. Estoy seguro de que en los próximos años en América Latina veremos un par de fondos en ese nivel.

Emprendedores

Durante 2015 vimos un exceso de emprendimiento en plataformas de educación, sistemas contables y plataformas de colaboración. El problema con estas industrias es que a nivel global existen opciones excepcionales sin costo.

Entrar a competir a una industria donde los principales jugadores ofrecen servicios sin costo es sumamente complicado. Es importante que al desarrollar la idea de tu proyecto entiendas que tropicalizar no es suficiente para construir una empresa.

Por otro lado, modelos replicados, como los portales de descuentos, generalmente entran a un mercado pulverizado, que aunque inicialmente parezca sencillo, la experiencia demuestra que las tasas de crecimiento serán decrecientes en la mayoría de los casos.

Retos

  • Crea un proyecto capaz de escalar exponencialmente. (Calcula cuántos recursos, empleados y qué tipo de infraestructura requieres para atender a 10, 100 y 1,000 clientes, y asegúrate de que no sean X, 10X, 100X.) Si para atender 100 clientes necesitas 20 empleados y para atender 200 necesitas 40 empleados, tu negocio no es escalable exponencialmente.
  • Crear equipo es lo más importante del proyecto; las ideas solas valen poco si no hay quien las desarrolle con conocimiento, compromiso y trabajo. (Imagina que tu proyecto es como una banda musical: al crear un equipo, cada miembro –sea o no fundador– debe tener compatibilidad con el resto.)
  • Si buscas “cofundador técnico”, mejor busca otro proyecto. (Pensar que puedes construir una casa porque sabes de qué color pintarla es mala idea.)

Oportunidad

Si quieres emprender y no estás seguro del área, existen excelentes grandes problemas no solucionados en México en:

  • Logística (cada día vemos más comercios electrónicos, servicios de entrega, compras en línea). Sin embargo, los servicios de mensajería y paquetería requieren ser transformados.
  • Integración de plataformas de comercio electrónico y manejo de inventarios.
  • Analíticos y big data para industrias tradicionales.

Estamos convencidos de que 2016 será un excelente año para los emprendedores y sus inversionistas; nuestra tarea, en pocas palabras, es profesionalizarnos (lo que nada tiene que ver con ponerse corbata).

Emprendedor: Conoce tus números, conoce tu industria, conoce tu competencia, tus debilidades; hacia dónde va tu vertical y cómo puedes llevar tu empresa hasta ser relevante en Asia, Europa y Estados Unidos.

Inversionista: Define tu valor; entiende las etapas de una empresa; ten cuidado con la cantidad de participación que tomas y qué preferencias impones (tomar de más puede arruinar la empresa); crea una propuesta de valor específica a tu fondo y a tus verticales (decir que se tienen contactos en grandes empresas, en Silicon Valley, no significa mucho, a menos que haya nombres específicos y mecanismos accionables); conviértete en un socio de la empresa, no en un supervisor (el éxito es responsabilidad de ambos).

Con información de Forbes